La Loza
Proyecto y dirección de obra, reforma de taller y exposición de vehículos 

El antiguo edificio industrial que había allí se parecía a muchos otros almacenes de estructura de hormigón y ventanas de madera de la época. Había sido construido en 1961 y llevaba cerrado 30 años. Estaba pintado de una verde botella intenso (aún quedan manchas de aquel color). Su estructura ofrecía la ventaja de ser muy regular en la disposición de sus pilares, siguiendo una malla de ochoporcinco. De manera que, una vez eliminados los tabiques y múltiples añadidos, resultaba una estructura hipóstila casi perfecta que se conservó (era por razones de sostenibilidad, una condición de proyecto).

Desmontar, limpiar y eliminar enfoscados viejos (salvo en algunos puntos) condujo al edificio a un nuevo punto cero a partir del cual iniciar el proceso de ocupación; y esto se hizo evitando divisiones, dejando libre la retícula de pilares desnudos; generando por lo tanto un espacio pautado e indeterminado.

Se trataba de conseguir una organización abierta, no oclusiva, simplemente “ocupada” y con cierta provisionalidad. De ese momento son las referencias al inevitable Branzi y el type-art. De ahí el dibujar las plantas con una Olivetti vieja que an pervivía en el estudio, resolviendo la disposición organizativa mediante una arquitectura más algebraica que geométrica.

Ubicación: Las Palmas de Gran Canaria

Fecha: 2020

Superficie: 7.671 m²

Cliente: Alonso Inception S.L.

Fotografía: Javier Callejas

Reconocimientos:

Finalista premios FAD 2021

Finalista premios S.Arch 2021

Publicaciones:

Arquitectura Viva

Plataforma Arquitectura

Metalocus

Archdaily

Archello

On Diseño

C3DIZ