Un jardín para cada casa
Proyecto y dirección de obras, 49 viviendas y locales, Arguineguín

Desde las viviendas se oye el mar. No están en primera fila, pero muy cerca de una playa de callaos del suroeste de la isla. La parcela es estrecha y en forma de U que se abre a un parque público. Este aprque forma parte del proyecto. 

 

Son 49 viviendas, cada una de ellas con un pequeño jardín, al que se quiere dar el carácter de habitación extra al aire libre y por ello, necesitada de cierta privacidad. De ahí la forma final del proyecto, que con sutileza trata de lograr espacios exteriores propios y de señalar la individualidad de las viviendas.

 

Estas se plantean en tres tipos diferentes, el primero tiene sección en L y se encabalga sobre el espacio de recepción. El segundo, resuelto también en dos plantas, genera por su disposición una gran terraza en planta alta, porque da a la calle de acceso a la urbanización y de este modo logra un espacio propio de mayor privacidad. El tercer tipo se resuelve en planta única, con un núcleo central de cocina-baños ocupando su centro, y sin llegar al techo. Estos se dejan en hormigón visto en todos los casos. 

 

Al parque central público, y en general a toda la jardinería del proyecto, se le dio mucha importancia. La idea era lograr un espacio regular a base de bandas en zigzag resueltas cada una de ellas con diferente tipo de vegetación y altura. El único elemento común a todo el parque el pavimento lineal de hormigón flotantes, entre los que crece de manera natural la hierba.

 

La jardinería, la sombra de la tarima de cubierta, las terrazas y las ventilaciones cruzadas, tratan de evitar el efecto isla de calor y la necesidad de acondicionamiento en el complejo. 

Ubicación: Arguineguín, Gran Canaria

Fecha: 2021

Superficie: 10.109 m²

Cliente: be Cordial

Fotografía: José Oller